Fimosis: ¿Quién, cuándo y cómo? – Guía para los padres

La fimosis es una entidad que muchos padres e incluso muchos médicos no especialistas no tienen claro en qué consiste exactamente ni cuándo operarla, ni quién debe operar. Aquí hay algunas preguntas frecuentes y las respuestas a este problema.

 
1. ¿Qué es la fimosis? Es una entidad que en niños menores de uno o dos años se presenta frecuentemente y tiende a la resolución espontánea hacia los tres- cuatro años. Consiste básicamente en la imposibilidad para la retracción del prepucio sobre el glande para su limpieza. En el segundo año de edad se puede intentar un tratamiento tópico con una pomada. En casos en los que existan complicaciones como infecciones del glande,
globo importante al orinar…,se debe operar a cualquier edad en la que se presenten dichos problemas.
En ciertas culturas como la judía, la musulmana, y en ciertos países anglosajones, se realizan circuncisiones por motivos religiosas o de higiene.

 
2. ¿Quién debe operar la fimosis en niños? Siempre debe ser realizada por un cirujano pediátrico en condiciones de asepsia,esto es, en un quirófano. Esto garantiza minimizar las posibles complicaciones posteriores, como infecciones, heridas no previstas,etc…

 
3. ¿Es necesario hacerlo con anestesia general en niños? Esta es una premisa importantísima. Al estar el niño dormido se garantiza la seguridad. Se pueden producir accidentes indeseados, como hemos podido ver en la misma provincia de Málaga.

 
4. ¿Debe operarse mi hijo cuando puedo bajar el prepucio pero lo hace con dificultad? Este es un punto de discusión, ya que algunos cirujanos creen que no es necesario, ya que se puede limpiar el glande con regularidad. Pero en mi opinión, hay algunos casos en los que cuando no hay una retracción normal a partir de los 4-6 años, cuando el niño alcanza la pubertad y las primeras relaciones sexuales, nota molestias con
éstas y se opera.
La circuncisión en la edad pediátrica tiene probablemente la ventaja de tener un postoperatorio menos complicado que en adultos, ya que casi no presentan erecciones, y es bastante menos dolorosa (aparte del postoperatorio inmediato,claro está).

 
5. Si pienso que mi hijo tiene fimosis, ¿qué debo hacer? Lo primero es consultar a su pediatra de confianza, y en su caso, ser visitado por un cirujano pediátrico, que tomará de acuerdo con los padres, la mejor decisión.

 

Luis Fernando Ibañez Cerrato
Cirujano Pediátrico – Máster en Urología Pediátrica

Hospital Ceram Marbella 

0034 952 899 350

No Comments

Post a Comment